Go Vegan – mi VeggieTransición

Los animales existen por sus propias razones,

no fueron hechos para los humanos

[ Alice Walker]


La pregunta del millón¿Por qué no comes carne?

Con todo lo que se puede decir al respecto, lamentablemente no siempre se tiene tiempo de poder explicarse como a una le gustaría y compartir con esa persona que te pregunta cuáles son tus razones, valores o inquietudes. Una pena, pero da rabia no poder explicarse brevemente sin caer en la vulgar etiqueta. Además solemos ponernos a la defensiva y atacar a la gente que ha decidido dejar de comer productos de origen animal, nos asusta lo desconocido, nos asusta romper con lo que siempre habíamos creído. Y una cosa es explicarse y otra es tener la sensación de tener siempre que estar justificándose. Justificarse por no comer cadáveres. Ironías de la vida.

10433796_711638598951163_903124025756123023_n

Además, en mi caso la respuesta no puede ser simplemente por amor a los animales porque mi transición ha sido muy diferente a la “típica” que muchos pueden creer.

  • En un principio me empezó a preocupar el abuso de hormonas del crecimiento y antibióticos a los que someten a los animales para la producción de carne por ejemplo. La Organización Mundial de Salud considera los residuos de hormonas y antibióticos en la carne como de consumo seguro {ja-ja-ja menuda fuente fiable}. Si como especie nos alimentamos de los animales para obtener proteínas, ¿no es irónico que nos dé igual la mierda que les dan para criarlos-engordarlos y obtener más producción? ¿Cómo nos puede dar igual en qué condiciones viven y producen a dichos animales si los comemos para estar sanos?. En ese momento, empecé a dejar de consumir carne y pollo y ver qué tal me iba.

  • Viendo cómo mi cuerpo y mi mente agradecían dicho cambio empecé, por primera vez en mi vida, a preguntarme sobre la problemática de la explotación animal para nuestro consumo. Ya decía Mufasa que el ciclo de la vida hace que unos animales se alimenten de otros y otros animales de la vegetación, y la vegetación de la tierra en la que nos convertimos al morir. Si esto se cumpliera de manera armónica y con base moral, seguramente nunca me hubiera planteado dejar de comer animales. Pero en el mundo del capitalismo voraz en el que vivimos, las grandes compañías no están por la labor de colaborar con el medio ambiente ni por asomo. La esperanza de vida de un pollo varía de los 5 a los 10 años, según la especie. Y los pollos que se utilizan para nuestro consumo viven 50 días (y eso teniendo en cuenta que, según afirman, no les administran hormonas del crecimiento porque sale caro). Pero la realidad es una barbarie.

    Por eso mi decisión cada día se hizo más firme y no comer carne no me hace más débil ni más infeliz. De hecho me hace sentirme feliz y orgullosa por valorar y respetar los derechos de los animales, sí: derechos. ¿Acaso someter a tal crueldad a alguien sin su consentimiento no es una clase de esclavitud?. Antes me parecía un argumento “extremista” pero ahora lo veo como lo que es: los animales a los que van a sacrificar gritan, chillan y expresan sus sentimientos de terror. ¿Y nos parece bien porque es lo normal?1545942_719584991489857_4901354000011984454_n

  • A raíz de esto pensaba, ¿quiénes nos hemos creído los humanos para arrasar indiscriminadamente con el medio ambiente, el reino animal y vegetal solamente para nuestro disfrute y beneficio?. ¿Por qué nos sentimos superiores y con derecho a abusar de los animales para alimentarnos?. Los animales no son mercancía y no nos pertenecen. Así que por supuesto dejé de comer pescado también porque, aunque no nos demos cuenta, los peces también existen por sus propias razones. Y nosotros los pescamos indiscriminadamente y además contaminamos su hábitat sin importarnos un bledo las consecuencias medioambientales.

  • Así que un tiempo después me pregunté, ¿por qué alimentarnos de los productos que producen los animales?. Es verdad, a una vaca no la matan para dar leche; a una gallina no la matan para obtener huevos y a una cabra no la matan para obtener queso. Pero ¿acaso creemos que los animales producen dichos productos para los humanos?. ¡¿Cómo había podido pensar eso toda mi vida!?. El hecho es que explotamos a los animales (podemos ver todos los vídeos que queramos sobre las condiciones en las que “viven” las gallinas, las vacas lecheras, etc) para robarles lo que producen. Otra cosa es querer seguir creyendo en las historietas de siempre. Pero hay que aprender a desaprender.

10947243_729664230481933_264538339257357729_n

  • El ser humano necesita proteínas para vivir, pero cuando descubres que hay muchísimos otros alimentos que tienen un aporte proteíco mayor al que ofrece la carne, ya no hay ninguna razón para seguir consumiendo animales por ese motivo. La razón ya sería cultural o de comodidad. Pero no podemos ignorar que los animales existen para vivir su vida, ¿quiénes somos nosotrxs para negársela y arrebatársela?.


    10172718_772897489491940_4914938031622411045_n


De momento, y para empezar,

¿Quieres alguna alternativa a las recetas tradicionales para empezar?


 

Si quieres leer un poquito más al respecto te recomiendo:

http://www.haztevegetariano.com/p/506/Sabes_que_es_comer_carne

http://nutrien.com.mx/secciones/alimentacion/95-antibioticos-en-la-carne-y-su-impacto-en-la-salud.html

http://www.cisan.org.ar/articulo_ampliado.php?id=178&hash=bcb8ee224a938ddecbccef6dcdc2a232

http://www.govegan.net/

 

Anuncios

Un comentario

Me encantaría leer tu/s opinión/es :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s